los barcos eléctricos están construidos con cascos de acero. Esto no solo reduce los costos; el acero también es 100% reciclable.